26 de noviembre de 2017

¡Nos vamos de excursión!

¿Qué mejor forma de completar el proyecto de los castillos que viendo con nuestros propios ojos todo aquello de lo que habíamos estado hablando en clase? 

Así que cogimos el autobús y pusimos rumbo a Cebolleros. 








Allí vimos un castillo diferente, no se había construido para defenderse de los enemigos, no tenía foso ni puente levadizo y tampoco era de la época medieval.                                                                          Es un castillo construido por afición con cantos rodados del río Nela, Serafín Villarán pasó 20 años dedicados a este sueño y tras su fallecimiento sus hijos continuaron con él. 


Después nos dirigimos hacia Frías, y por fin llegó la esperada hora del almuerzo. 




Por último entramos al "Castillo Grande", así fue como lo llamaron ellos cuando les pregunté qué fue lo que más les gustó de la excursión. 

Entramos por lo que antiguamente habría sido un puente levadizo, pasamos sobre el foso y llegamos al patio de armas, vimos las almenas, la torre del homenaje, el pozo, nos asomamos por sus ventanas y comprobamos por qué se construían los castillos en las zonas más altas, ¡vaya vistas teníamos desde allí arriba! 
 No subimos a la torre ni a la parte superior porque nos parecía un poco arriesgado con tantos niños, así que para los que no hayan estado ya con sus papás, que no pierdan esa oportunidad, quedaron encantados. 

















Pasamos un día estupendo, nos respetó el tiempo y se portaron genial en su primera excursión. 

Espero que lo compartieran con vosotros.

¡Hasta la próxima!




21 de noviembre de 2017

Proyecto Castillos

Ya llevamos muy avanzado el proyecto de los castillos y aún no os he enseñado ninguna de las actividades que hemos hecho. 

Una de las primeras cosas que hicimos fue decorar nuestras sillas con el escudo de nuestro equipo. Cada uno pintó su escudo del color de su mensa y entre todos eligieron el dibujo que representaría a su equipo. Cuando los terminamos los pusimos en nuestras sillas y así de bonitas nos quedaron. 








Hemos visto las partes del castillo con la ayuda de las maquetas que habéis traído. 






Hemos aprendido muchas cosas sobre los soldados y los caballeros

                                    




Ya sabemos lo que hacían los juglares y los bufones en los castillos. 




 Hemos aprendido un montón de palabras nuevas




 Y nos hemos convertido en reyes y reinas. Gracias Anastasia por todas las coronas. 










También hemos aprendido cosas sobre la vida en el castillo, los artesanos, los campesinos,... y lo que nos queda por aprender. 

Muchas gracias por vuestra colaboración, a pesar de ser muy poquitos, nuestra mesa de proyecto no tiene nada que envidiar a la de otras clases. Habéis sido muy participativos y os lo agradezco muchísimo. 





El otoño en nuestro patio

Estos días son los que más evidente está siendo el otoño en nuestro patio y no hemos querido desperdiciar la oportunidad de jugar con este montón de hojas que nos hemos encontrado. 

¡Mirad cómo se lo pasan!









¡Felicidades Mario!

La semana pasada tuvimos el último cumpleaños del año.
Mario, el más pequeñín de la clase, cumplió tres añitos y nos trajo un bizcocho riquísimo, nos gustó tanto que no sobró ni un trocito. 

Mario estaba muy contento porque era su cumpleaños y le ecantó ese ratito de protagonismo que da el ponerse la corona y que todos le cantásemos el cumpleaños feliz. 

¡Mirad que guapo estaba con su corona!





¡Concentradísimo para apagar sus velas!





¡Muchas felicidades guapísimo!



9 de noviembre de 2017

Registro de comportamiento

Por fin tengo terminados los paneles de comportamiento con las caritas y las medallas. 
Os explico: con el fin de regular el comportamiento dentro del aula, he elaborado unos paneles en los que aparecen todos los niños/as de la clase por equipos. En ellos iremos registrando el comportamiento que han tenido a lo largo del día colocando una carita verde si el comportamiento ha sido bueno, una amarilla si hemos tenido que llamarles la atención alguna vez y una roja si a pesar de las advertencias el mal comportamiento ha persistido. 
Para acordarnos al final del día en qué color está cada niño tenemos el semáforo con las mismas caritas para que quede reflejado al instante. 

Los niños/as que consigan llegar al viernes con todas las caritas verdes sacarán a casa una medalla en la que se indica que se han portados como reyes y que tendrán que devolver el lunes. El objetivo de esto es que de este modo sepáis cómo ha sido el comportamiento de vuestros hijos/as a lo largo de la semana. 

Os pongo unas fotos para que os hagáis una idea.


Registro de comportamiento


Semáforo


Medallas recompensa.